Bueno para ti, bueno para la Tierra

Alimentos ecologicos - Moringa de coco, 200 g - Dr. Goerg - alimentos ecológicos - biobendis
  • Alimentos ecologicos - Moringa de coco, 200 g - Dr. Goerg - alimentos ecológicos - biobendis
  • Alimentos ecologicos - Moringa de coco, 200 g - Dr. Goerg - alimentos ecológicos - biobendis
Moringa de coco, 200 g - se encuentra actualmente en espera. Puedes seguir comprando y lo enviaremos tan pronto como tengamos más en stock.

Moringa de coco, el poder del árbol milagroso.

Por sus mil y una propiedades beneficiosas, el moringa está considerado el árbol milagroso o el árbol de la vida en muchas culturas. Los africanos lo llaman siemprevivo (nebedaye); los filipinos, salvavidas (malunggay). El Moringa oleifera es un ingrediente versátil en todas las gastronomías y realza muchos platos, como muesli, sopas, curries y yogures.

  • Moringa procedente de plantas silvestres (no de plantaciones)
  • Dr. Goerg garantiza la frescura del momento de la cosecha: elaboración en las 72 horas posteriores a la recolección
  • 100% vegano
  • 100% sin gluten ni lactosa
  • procedencia 100 % de cultivos biológicos controlados
  • 100% justo, honesto y sostenible
  • protección de la luz en envase color púrpura
  • no transgénico
  • sin aditivos

Ingredientes: moringa oleifera pura y azúcar de coco bio*

Informacion nutricional media por 100g
Valor energético 1509 kJ/357 kcal       
Grasas (g) 1.2
de las cuales saturadas (g) 0.4
Hidratos de carbono (g) 73.5
de los cuales azúcares (g) 66
Proteínas (g) 7.8
Sal (g) 0.09

 

Uso: En bebidas y como un ingrediente más de tus comidas favoritas
La moringa se utiliza cada vez más para combatir el hambre, la desnutrición y la deficiencia de nutrientes, sobre todo en países en vías de desarrollo. Nuestra sociedad ha producido «enfermedades de la civilización» debido a los malos hábitos alimenticios. También aquí podemos beneficiarnos de este milagro vegetal, como se denomina con frecuencia a la moringa. Los efectos son bastante evidentes: no existe en todo el mundo ninguna otra planta con niveles comparables de aminoácidos, antioxidantes, ácidos grasos no saturados, minerales y oligoelementos, clorofila, fibra y vitaminas. Todos y cada uno de estos nutrientes, desde la vitamina C o el ácido fólico hasta el calcio tienen un efecto positivo comprobado en el organismo. Cuando se combinan, su efecto es imbatible. Ello se debe especialmente ala forma en que actúan estas sustancias vitales, que hace que el cuerpo pueda utilizarlas con facilidad. Su efecto puede resumirse de la siguiente forma: la moringa aumenta la calidad de vida. Cuando el cuerpo recibe todos los nutrientes necesarios, aflora una sensación de energía plena, buena forma física, ausencia de cansancio, salud, vitalidad y juventud. Potencia la capacidad de concentración y nos hace más productivos. Así aumenta el bienestar físico y la alegría de vivir: algo que necesariamente fortalece nuestro sistema inmunitario, las defensas del organismo y el bienestar mental. La moringa es el paradigma del superalimento y un beneficio para el cuerpo, el espíritu y el alma. La moringa oleifera es ideal para cocinar, hornear y como ingrediente de una dieta consciente, por ejemplo, como té, o para refinar smoothies, salsas, sopas, aliños o yogur. Con su aroma ligeramente picante, el polvo de puntas de las hojas de moringa añade algo especial a tus platos y los transforma en una exuberante sensación para tu paladar. Utiliza este apreciado producto en polvo para crear deliciosos smoothies, para refinar salsas, sopas y aliños, y para crear un apetitoso contraste entre el dulzor de la fruta y el yogur. O simplemente disfrútalo puro como té o en bebidas calientes o frías. Incluso añadiendo una sola cucharadita a tu plato, se apreciará la sensación de equilibrio y armonía: una auténtica delicia para los sentidos.

¿Tienes preguntas sobre este producto?

¿Necesitas información adicional?

Estamos a su disposición para resolverle cualquier duda. Contáctenos via Chat, mediante el formulario de contacto o al e-mail: clientes@biobendis.es

  • Recibe este artículo en menos de 48h
  • Gastos de envío muy bajos (a partir de 3€ por envío)
  • Envío gratuito a cualquier punto de España peninsular para pedidos mayores de 65€

Pagos aceptados:

  • Tarjeta de débito/crédito (sin comisión)
  • PayPal (sin comisión)
  • Amazon (sin comisión)
  • Transferencia bancaria (sin comisión)
  • Pago contra reembolso (comisión 3,03€)

Para una mejor calidad de vida y un buen estado de salud para el hombre y la mujer de estos tiempos modernos venimos buscando los alimentos para nuestras comidas de una fuente segura y lo más natural posible. Es por eso mismo que necesitamos saber qué son en realidad los alimentos orgánicos, alimentos biológicos (Bio) y alimentos ecológicos (Eco).

Actualmente, la legislación vigente de la Comunidad Europea plantea a estos términos como sinónimos. Los tres adjetivos pueden acompañar a aquellos productos que no han sido tratados con ningún pesticida o producto químico y han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza sin ninguna manipulación genética.

Los alimentos ecológicos son aquellos que llegan a su estado de madurez, perfectos para la consumición, por sí solos, sin ninguna intervención artificial. En el caso de las hortalizas, las semillas han de ser ecológicas y que se hayan desarrollado en condiciones naturales de clima y suelo, con tierra y agua descontaminadas. A su vez, en el caso de la ganadería, los animales han de ser criados en zonas libres de contaminación, con alimento ecológico y sin intervención de hormonas de crecimiento o antibióticos.

Los productos Bio, son los productos cuyos componentes no han sido modificados genéticamente. Con lo cual, la etiqueta de ”Bio” es tan responsable como que el producto que lo lleva no haya tenido ninguna intervención de laboratorio para ”mejorar”  el resultado final ante los ojos del consumidor.

Por último, obtener alimentos orgánicos, en el caso de un producto elaborado, significa utilizar ingredientes que se hayan desarrollado aprovechando los recursos naturales óptimamente, sin emplear productos químicos sintéticos.

Viendo las mínimas diferencias entre estos tres términos, nos podemos dar cuenta que un producto orgánico no es necesariamente un producto Bio y sin embargo, un producto ecológico ha de ser tanto orgánico como Bio.