Bueno para ti, bueno para la Tierra

Biobendis - Aceite de almendras dulces bio, 250 ml - Mandolé
  • Biobendis - Aceite de almendras dulces bio, 250 ml - Mandolé
Rebajado -11%
Aceite de almendras dulces bio, 250 ml - se encuentra actualmente en espera. Puedes seguir comprando y lo enviaremos tan pronto como tengamos más en stock.

El aceite de almendras dulces tiene su principal función: la hidratación sin obstruir los poros de la piel. Esto es posible gracias a la presencia de ácidos grasos esenciales, necesarios para la vida pero que no podemos sintetizar y debemos incorporarlos mediante alimentos o cosméticos. Los aceites de almendra dulce presentan una fuerte actividad regeneradora, por lo que son convenientes aplicarlos sobre cicatrices leves. Este aceite vegetal es apto para uso alimentario en ensaladas, mousses y cremas frías. No es apto para freír.

Ingredientes: 100% almendras dulces*.

* de cultivo ecológico

Cromatografía de Ácidos grasos:
- Ácido linolénico (Omega-3): <0,1%
- Ácido linoleico (Omega-6): 19,2%
- Ácido oleico (Omega-9): 70,6%

¿Tienes preguntas sobre este producto?

¿Necesitas información adicional?

Estamos a su disposición para resolverle cualquier duda. Contáctenos via Chat, mediante el formulario de contacto o al e-mail: clientes@biobendis.es

  • Recibe este artículo en menos de 48h
  • Gastos de envío muy bajos (a partir de 3€ por envío)
  • Envío gratuito a cualquier punto de España peninsular para pedidos mayores de 65€

Pagos aceptados:

  • Tarjeta de débito/crédito (sin comisión)
  • PayPal (sin comisión)
  • Amazon (sin comisión)
  • Transferencia bancaria (sin comisión)
  • Pago contra reembolso (comisión 3,03€)

Para una mejor calidad de vida y un buen estado de salud para el hombre y la mujer de estos tiempos modernos venimos buscando los alimentos para nuestras comidas de una fuente segura y lo más natural posible. Es por eso mismo que necesitamos saber qué son en realidad los alimentos orgánicos, alimentos biológicos (Bio) y alimentos ecológicos (Eco).

Actualmente, la legislación vigente de la Comunidad Europea plantea a estos términos como sinónimos. Los tres adjetivos pueden acompañar a aquellos productos que no han sido tratados con ningún pesticida o producto químico y han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza sin ninguna manipulación genética.

Los alimentos ecológicos son aquellos que llegan a su estado de madurez, perfectos para la consumición, por sí solos, sin ninguna intervención artificial. En el caso de las hortalizas, las semillas han de ser ecológicas y que se hayan desarrollado en condiciones naturales de clima y suelo, con tierra y agua descontaminadas. A su vez, en el caso de la ganadería, los animales han de ser criados en zonas libres de contaminación, con alimento ecológico y sin intervención de hormonas de crecimiento o antibióticos.

Los productos Bio, son los productos cuyos componentes no han sido modificados genéticamente. Con lo cual, la etiqueta de ”Bio” es tan responsable como que el producto que lo lleva no haya tenido ninguna intervención de laboratorio para ”mejorar”  el resultado final ante los ojos del consumidor.

Por último, obtener alimentos orgánicos, en el caso de un producto elaborado, significa utilizar ingredientes que se hayan desarrollado aprovechando los recursos naturales óptimamente, sin emplear productos químicos sintéticos.

Viendo las mínimas diferencias entre estos tres términos, nos podemos dar cuenta que un producto orgánico no es necesariamente un producto Bio y sin embargo, un producto ecológico ha de ser tanto orgánico como Bio.